Me presento: soy Don Lollò Zirafa, aquel de La Giara (La Tinaja) de Pirandello.
Malvado, ávido, tiránico. Para no gastar mi dinero, habría dejado el pobre Tio Dima pegado en aquella tinaja hasta el Juicio Universal. ¿Conoceis la historia?
Pero soy tan malo sólo en la ficción: en la vida real Zì Dima y yo somos los mejores amigos.
Después del espectáculo, bromeamos y reímos delante de un buen plato de aserrín.
Pero basta de hablar de mí. Estoy aquí para contarcomo nació la Compañía,
los espectáculos que hemos hecho, etcétera. Todo comenzó en 1980, cuando nuestros héroes, Donatella y Tonino intentaron hacer algo absolutamente nuevo. Al menos nuevo para Cerdeña. Un espectáculo de marionetas. Por todas partes, en el mundo entero, cada cultura tiene su propia tradicion de teatro de animación, como lo llaman las gentes instruidas.
El mismo para Italia: cada región, cada ciudad, de Venecia a Nápoles, tiene la suya.
Cerdeña es la excepción: es una isla hermosa pero nada de marionetas. En absoluto.
Hay los Mamuthones, pero ellos son hombres enmascarados.
No hay aún una palabra sarda para decir "marionetas",
entonces nombraron la compañía Is Mascareddas, que significa Las Máscaritas.
Ya se sabe que la gente sarda es muy obstinada...