Vamos a continuar. En 1988 presentamos Gran Baraonda (Gran Barullo). Un espectáculo de variedades bonito con muchos numeros musicales. En 1990 hay L'apprendista stregone (El Aprendiz del Hechicero), una fábula ecológica donde se aprende que cada criatura es necesaria para la armonía de la Naturaleza. 1991 es el año de Concerto di mezza estate (Concierto de Medio Verano): a los habitantes de un pueblo no les gusta la música del grillo, entonces lo exilian. Pero en el final él será el salvador del pueblo. En 1992 tenemos Siparietto (Escena menuda), un espectáculo simple detrás de un biombo, con cantantes y músicos. Pero en 1993 Tonino y Donatella crearon algo absolutamente nuevo: ¡Areste Paganos! Si Venecia tiene su Arlequino y Bolonia su Doctor Balanzone, Cerdeña también tiene ahora su propia máscara. Una especie de héroe nacional, hijo de Pulcinella y Belzebu. Él es un tipo bueno, pero un poco salvaje.Los titeres sardos estamos muy orgullosos de él. El primer título es Areste Paganos e la farina del diavolo (Areste Paganos y la harina del Diablo), la historia de un amor contrastado como el de Romeo y Julieta.

¡¡Eh!! ¿Se ha marchado el Carabinero? ¡¡Uf!! Mejor si él no me ve. ¿Por qué? Es una historia complicada. La contaré otra vez.